El chipirón

Chipirón cortado enharinado

El chipirón

El chipirón es el nombre con el que popularmente se conoce a los calamares más jóvenes. Es un cefalópodos que pertenecen a la familia de los decápodos.

Poseen dos branquias, y un sistema circulatorio cerrado asociado formado por un corazón sistémico y dos corazones branquiales. Es característico en su anatomía disponer de 8 brazos y 2 tentáculos.

Sus tentáculos fuertemente musculados están dotados de ventosas, y si se arrancan no vuelven a crecer. Suelen camuflarse en el medio con gran facilidad para evitar ser comidos por sus depredadores.También tienen unas células llamadas cromatóforos en su piel que otorgan al calamar la cualidad de cambiar de color en caso de sentirse amenazados, estrategia que combinan con la expulsión de la tinta que producen. Disponen de un órgano llamado hipónomo, que les permite moverse al expulsar agua a presión.

Como la mayoría de los peces, tienden a vivir en bancos, y su hábitat tiende a estar cerca de la superficie del mar, pudiendo encontrarlos sobretodo en el Atlántico y también en el Mediterráneo.

Aunque se suelen pescar especialmente durante los meses de verano, podemos considerarlos como un alimento que no es de temporada, ya que es posible encontrarlo prácticamente todo el año en las pescaderías, dado que sus capturas se llevan a cabo durante todo el año.

En una buena mesa que se precie no pueden faltar los chipirones, su versatilidad nos permite cocinarlos de distintas maneras: a lo pelayo, encebollado, en su propia tinta…

Desde un punto de vista nutricional, el chipirón destaca en un primer momento por su altísimo contenido en proteínas de buena calidad, aportando todos los aminoácidos esenciales.

Respecto a su contenido nutricional, destaca sobretodo por su contenido en minerales entre los que podemos encontrarnos con el potasio, magnesio, zinc, fósforo, hierro y manganeso. Contiene vitaminas A, B3 y B12. Además, es un alimento con bajo contenido en mercurios , que encontramos en los océanos contaminados.

No hay duda que el chipirón es un alimento cuanto menos realmente saludable, ya que aporta unas cantidades interesantísimas de proteínas de buena calidad, son bajos en grasas y por tanto en calorías. De ahí que su consumo esté recomendado en personas que sigan dietas de adelgazamiento, aunque en este aspecto debemos tener en cuenta qué forma de cocción utilizamos en su elaboración, siendo la más saludable a la plancha, y evitando freírlos o rebozarlos.

Aporta unas buenas cantidades de yodo, ideal para el metabolismo y para el buen funcionamiento de la tiroides.